// you’re reading...

Venezuela

Venezuela: Los cuatro grandes crímenes económicos de Hugo Chávez Frías – por Gustavo Coronel

Compartir esta publicación:

Entre los múltiples crímenes cometidos por Hugo Chávez durante sus 14 años de desmanes hay cuatro que merecen atención especial: la destrucción de PDVSA, el aniquilamiento de la CVG, el colapso del Puerto de Puerto Cabello y el saqueo del erario público por la via de los  fondos paralelos. Creo que estos cuatro grandes crímenes han causado un buen 80 por ciento de la ruina financiera venezolana porque PDVSA, CVG y el Puerto son los organismos que mueven más dinero en el país, mientras que a los fondos paralelos, manejados sin transparencia y sin rendición de cuentas,  ha ido a parar mucho del ya exiguo tesoro nacional. Se necesitaría un libro y el concurso de expertos para analizar estos cuatro crímenes en detalle, pero vale la pena mencionarlos una vez más, porque creo que el país no está consciente de la magnitud de estos desastres y de la total responsabilidad del difunto en estos desafueros.

PDVSA

Una comparacion de las cifras más importantes de PDVSA para 1998 y 2012 muestran una pérdida de producción de unos 500.000 barriles diarios bajo el régimen chavista. Aunque el precio del petróleo ha subido de unos $11 por barril en 1998 a unos $100 hoy en día, la PDVSA roja se ha  endeudado en unos $150.000 millones, si se incluyen todos los compromisos y contingencias que afectan a la empresa. De hecho, PDVSA está tecnicamente quebrada y depende del endeudamiento para financiar sus operaciones.

La actividad exploratoria practicamente ha desaparecido, las refinerías en el exterior están en liquidación y no se ha construído ninguna de las refinerías planificadas. Las refinerías domésticas están operando a una fracción de su capacidad instalada, un 70 por ciento, lo cual ha obligado a la importación de gasolina y de diesel desde los Estados Unidos, país al cual antes le exportábamos gasolina. Esta importación a precios internacionales es regalada en el mercado interno. El número de empleados casi se ha cuadruplicado al pasar de 35.000 a 120.000. Existe un cuantioso  déficit de gas natural que ha obligado a importar gas desde Colombia mientras los planes para producir gas costa afuera progresan a paso de tortuga. La producción que se vende a precios comerciales en el exterior es apenas un 60% del total exportado, ya que el otro 40% se entrega a precios subsidiados o practicamente regalados a Cuba y otros países “amigos”. Las empresas internacionales asociadas con PDVSA en la faja no son las mejores tecnicamente y hasta algunas, como Petronas y miembros de un consorcio Ruso se han retirado o están en vías de hacerlo.

CVG

Con pocas excepciones durante su historia, la CVG ha dado consistentes pérdidas financieras para la nación.  Ello ha tenido dos razones fundamentales, como lo apunto en mi libro: “Una Perspectiva Gerencial de la Corporación Venezolana de Guayana”, Caracas 1995. Una razón es que las ventas de las empresas se hacen fundamentalmente entre filiales o a otras empresas y agencias del Estado que rara vez se han preocupado por pagarle. Se establece una cadena perversa:  Cadafe le debe a Edelca, el ministerio de la defensa le debe a Cadafe, cadena basada en multiples irresponsabilidades. La otra razón es que las empresas se endeudan en dólares y cobran, cuando cobran, en bolívares. Por ejemplo, Edelca vende a Cadafe o como se llame ahora, en bolívares pero sus deudas para pagar las inversiones en las represas son en dólares. Puede ganar dinero Edelca? Imposible. Puede mostrar ganancias a nivel operacional pero nunca a nivel consolidado.

Lo que era una situación de pérdidas crónicas se convirtió, bajo el régimen chavista, en un colapso total. Un reciente volumen de Damián Prat: “Guayana: El Milagro al revés”, Caracas, 2012, esboza este colapso.  En esencia, todas las empresas están quebradas. Es imposible transcribir los detalles de la gran tragedia pero aquí van algunos ejemplos:

La planta de tubos de SIDOR fue paralizada por orden del régimen hace más de 4 años. Ahora se importa la tubería de perforación de China. Se le vende el mineral de hierro a los chinos a precios bajos y se le compra la tubería a precios altos.

Un 34% de la producción de aluminio está comprometida con una empresa, Glencore,  a cambio de un préstamo de $500 millones que “las empresas nunca vieron”.

Se ha importado bauxita a pesar de tener inmensas reservas de este mineral.

Alcasa está importando aluminio desde el Canadá y USA porque solo produce menos del 30% de lo que producía anteriormente. Esta importación fue autorizada por Hugo Chávez en punto de cuenta del 4 de Junio de 2010.

Sidor produjo en 2011 y 2012 la mitad de las cabillas que producia en 2007,  por lo cual se han tenido que importar cabillas desde México, por cierto compradas a la misma empresa – Ternium –   que Chávez expropió.

Debido a la falta de gas natural, producto de la ineficiencia de PDVSA,  las empresas de Guayana sufrieron un recorte en su suministro elécrico en 2010, lo cual obligó a Alcasa y Venalum a recortar su produción a la tercera parte, con pérdida desastrosa de equipos. Cuando los técnicos aconsejaron una paralización progresiva y no brusca para evitar daño irreversibles a las plantas, Chávez dijo: “Nada de progresiva, es ya que van a cerrar!”.

Alcasa producía normalmente 200.000 toneladas anuales de aluminio. En 2011 produjo 70.000 toneladas y en 2012 unas 50.000 toneladas. El Plan Guayana Socialista, 2009-2012 incluía locuras tales como el Control Obrero de la gerencia, centralizar la planificación, crear super-ministerios de hierro y del acero, un blá blá blá populista que ha sembrado total confusión en la empresa En 2006 se quedaron sin vender unas 50.000 toneladas de aluminio que hubiesen podido obtener altos precios, porque Chávez ordenó no venderle aluminio al imperialismo. En esto se perdieron unos $100 millones.

Los 500 millones de dólares prestados por Glencore a Alcasa y Venalum  fueron a parar a un banco del Líbano.Nadie sabe exactamente que se hicieron.

Sidor en manos del capital privado dió dividendos. Chávez la estatizó y pasó de producir 4.3 millones de toneladas anuales en 2007, cuando estaba en manos privadas, a producir 2.4 millones de toneladas en 2011. Hoy dia, ni siquiera tiene dinero para pagar nómina y los empleados se han levantado en huelga.

Las plantas eléctricas de emergencia que fueron compradas por el régimen en 2010, debido al colapso de Corpoelec,  fueron adquiridas  a una empresa ”gringa, de gran experiencia”,   dijo Hugo Chávez por la televisión. La empresa resultó ser venezolana, controlada por gente sin experiencia, Derwick y asociados, hoy objeto de una demanda legal en USA, acusada de sobornar a altos funcionarios del régimen venezolano.

El Puerto de Puerto Cabello

Hugo Chávez necesitaba controlar el Puerto de Puerto Cabello, para meterse en el bolsillo los dineros que generaba, porque en materia de ingresos operativos este puerto es probablemente la tercera empresa del estado más importante, después de PDVSA y la CVG. Cuando fui presidente del Puerto de Puerto Cabello, en 2000, operábamos con menos de 200 empleados directos y la utilidad neta era de unos $25-30 millones al año.

Sin embargo, Chávez comenzó a hostigar la gerencia del puerto que estaba en manos del Estado Carabobo. La marina estableció un puerto paralelo en Puerto Cabello, llamado OCAMAR,  el cual  operaba de manera poco profesional y a tasas artificialmente bajas, presionando a las empresas navieras para que les dieran trabajo. Por  otro lado DIANCA, una empresa ineficiente y corrupta, amenazaba con extenderse dentro de los terrenos del puerto. Presidir el puerto exigía una dura y peligrosa lucha contra el chavismo codicioso. La Guardia Nacional y la Aduana, totalmente fuera de nuestro control, eran organizaciones muy corruptas, que trabajaban horas de oficina, en lugar de trabajar 24×7. Pero lo que si era verdad es que el puerto generaba dinero. Finalmente, en  2007 Chávez creó una empresa mixta Vene-Cubana para “administrar y modernizar” puertos. (véase la Gaceta Oficial #38703, del 12 de Junio de 2007). Esta empresa se llamó “Bolivariana de Puertos, S.A.” y era esencialmente propiedad de Chávez y de los hermanos Castro. La empresa de Cuba que tiene el 49 por ciento de las acciones se llama Grupo Empresarial de la Industria Portuaria, ASPORT y pertenece al régimen cubano.  Desde que esa empresa “administra” Puerto Cabello:

Las mercancías tardan entre 18 y 21 días para salir de los puertos por falta de equipos y coordinación entre las autoridades que deben revisarlas, lo cual eleva significativamente los costos de importación

Se manejan apenas unos 5 contenedores por hora. Hace doce años, cuando fui presidente del puerto se manejaban en el puerto de Puerto Cabello unos 12-15 contenedores por hora, cifra que ya era baja, por no tener sin grúas tipo Gantry.

En 2010 unos 3 mil trabajadores, entre directos e indirectos congelaron sus actividades, afectando las labores de descarga de buques, mantenimiento, seguridad y mano de obra especializada del puerto ubicado en el estado Carabobo. Ello se debió a que el Puerto no les pagaba.

En 2012  Hugo Chávez dijo:  “El puerto de Puerto Cabello está abandonado”, reconociendo su fracaso.

En Agosto 2012,  14 buques cargados con 188.000 toneladas  de cereales estuvieron varados por tres semanas en Puerto Cabello, sin poder bajar su carga.

Hace once años el nuevo terminal había sido planificado a un costo de poco más de cien millones de dólares, pero su construcción fue obstaculizada por organizaciones parásitas del estado venezolano como DIANCA, OCAMAR y la Base Naval Agustín Armario, todas en manos de fanáticos chavistas. Hoy, ni siquiera ha comenzado esa modernización y un proyecto elaborado por una empresa China costaría seis veces más que el que dejamos listo en 2001.

El desastre de Pudreval está intimamente relacionado con la ineficiencia y  el colapso del Puerto. Henrique Salas Feo denunció en Abril 2009 la presencia de 30 contenedores con leche líquida en descomposición en Puerto Cabello. En febrero 2010  se reportaron 3.600 toneladas de alimentos en 120 contenedores en abandono legal en las instalaciones del puerto de Puerto Cabello, y que pertenecían a PDVAL. Dos semanas después se encontraron otras 45.4 toneladas de alimentos de PDVAL bajo abandono legal en el mismo puerto.

Los Fondos paralelos

Estos fondos fueron creados por decreto por Hugo Chávez para poder administrar los ingresos nacionales a su libre arbitrio, sin controles, sin transparencia o rendición de cuentas. Asi lo celebraba Rafaél Ramírez en un memorandum a Chávez dado a conocer por el diputado Miguel Angel Rodríguez.  

El Llamado Fondo de Desrrollo Nacional, FONDEN

Ha recibido unos $80.000 millones sustraídos por el Ejecutivo, léase Hugo Chávez, a PDVSA y al Banco Central de Venezuela, con la cobarde complicidad de las directivas de estos organismos. Los documentos obtenidos en 2011 por Miguel Octavio sobre FONDEN  , ver http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2011/08/fonden-y-giordani-un-atraco-de-70000.html  contienen una lista de proyectos financiados por FONDEN sin transparencia alguna. El monto de lo gastado hasta ese año ascendía a la inmensa suma de $70.000 millones.

Uno de los hallazgos más importantes de Octavio fue establecer un aparente faltante de $29.000 millones en esas cuentas. Ello se deduce de la diferencia entre los totales de los proyectos listados y el desembolso total que declara FONDEN. Por ejemplo:

72 fábricas “socialistas” construídas por el gobierno a un costo de $355 millones. Donde están?

Gastos en el Central Azucarero Ezquiel Zamora por la inmensa cantidad de $70 millones.

$20 millones para instalar una fábrica de pólvora.

40 cadetes a ser “entrenados” en Bielorrusia, a un costo para la nación de S10millones, asi como suena

$551 millones para una planta de pulpa y papel.

$1000 millones para proyectos petroleros en Cuba.  Increíble despilfarro y corrupción

$1500 millones para vias agrícolas en Maracaibo y en el Estado Guárico. Vaya usted a buscarlas

$2.000 millones en casas contratadas con Bielorrusia, Irán, Uruguay, Vietnam, con Raimundo y todo el mundo. Donde están?

El llamado Fondo Chino

Este es un fondo hecho con préstamos de China por más de $30.000 millones, a ser pagado a China por PDVSA, con producción petrolera a futuro, por los próximos diez años, o algo así. Es un fondo turbio e illegal porque compromete petróleo a futuro y porque ha sido contratado en el mayor secreto, con precios del petróleo que incorporan descuentos. La utilización del dinero es un secreto pero se sabe que los proyectos que pudieran estar siendo financiados con ese dinero son hechos por empresas chinas, con materiales y equipos chinos y hasta obreros chinos (como las casas de Fuerte Tiuna), lo cual es imperialismo económico en mayúsculas, aunque Hugo Chávez siempre se jactó de ser el nuevo libertador y se llenaba la boca con retórica anti-imperialista.

El costo para Venezuela de estos cuatro grandes crímenes es incalculable. Estamos hablando de unos $400-500.000 millones en pérdidas derivadas de baja producción, ventas subsidiadas, colapso y destrucción de plantas y equipos y  robo y caos en el manejo de los fondos paralelos.

Fuente: Frente Patriotico (Venezuela)

(Total: 73 - Today: 1 )

Discussion

No comments for “Venezuela: Los cuatro grandes crímenes económicos de Hugo Chávez Frías – por Gustavo Coronel”

Post a comment

Connect to HACER.ORG

FB Group

RECOMMENDED BOOKS

Support HACER today!

HACER is a tax-exempt organization under Section 501 (c)(3) of the Internal Revenue Code, our supporters will find their donations to be tax-deductible. Donate online now!