// you’re reading...

Paraguay

Paraguay: Frente a los peligros continentales de una nueva “Triple Alianza” bolivariana – Análisis 24

Compartir esta publicación:

Desde la destitución del ex Presidente de Paraguay, Fernando Lugo el 22 de junio pasado como consecuencia de que la Cámara de Diputados del parlamento de dicho país aprobara la realización de un juicio político en contra del entonces presidente de la República en el cual se lo encontró responsable de “mal desempeño en sus funciones”; el Paraguay ha venido sufriendo a nivel regional todo tipo de trabas y sanciones impuestas que incluyeron desde amenazas de boicot comerciales, pasando por su expulsión del MERCOSUR y la UNASUR hasta el próximo 23 de abril de 2013, fecha en que se tiene previsto se realicen elecciones presidenciales en dicho país, e incluso hasta de una intervención militar conjunta.

Baste recordar aquel episodio cuando a dos horas de que se diera el veredicto que destituyera a Lugo cediendo paso al actual Presidente Federico Franco, el entonces Canciller bolivariano y hoy Vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, fuera descubierto y denunciado a tiempo ante la comunidad internacional – hoy Maduro se encuentra bajo investigación en Paraguay con comprometedor material como prueba en su contra junto con el ex embajador en dicho país, José Javier Arrúe desde cuyo celular Nº 595 982 742 900 salieron varias llamadas muy comprometedoras- arengando en ese entonces a los altos mandos de las Fuerzas Armadas del Paraguay a que se sublevaran en defensa de Lugo, maniobra de la que también participó activamente el entonces Embajador ecuatoriano en Paraguay, Julio Prado; en lo que claramente fuera una neta y llana intromisión extranjera en los asuntos internos del Paraguay. Precedente peligroso para la estabilidad democrática de la región si se tiene en cuenta que de haberse concretado el objetivo de los sediciosos, Maduro y su troupe “democrática” hubieran dado un golpe de estado encubierto bajo el velo de una restauración del supuesto orden constitucional perdido.

Al parecer el derecho de autodeterminación de los pueblos y la libre elección de sus gobernantes parece tener para ciertos gobiernos una arista unilateral que comienza en un aparente y normal desenvolvimiento y termina a su voluntad cuando su esquema se ve alterado, como por ejemplo cuando un senado de un país soberano cuyos representantes fueron legítimamente elegidos por el pueblo en procesos electorales transparentes le dijeron “no” al ingreso de Venezuela al MERCOSUR, situación que data desde el año 2006; o como lo sintetizara en una entrevista con la agencia de noticias AP en el día de ayer a raíz de la expulsión de los diplomáticos paraguayos de Venezuela, el encargado de negocios de la embajada paraguaya en Caracas, Víctor Casartelli“Venezuela ingresó por la ventana y no por la puerta grande del Mercosur. Su incorporación fue política y no de derecho” refiriéndose a la decisión de Argentina, Brasil y Uruguay que el 29 de junio pasado autorizaron la presencia venezolana en el bloque regional aduanero en ausencia de Paraguay, quien fuera suspendido como miembro activo.

Sumado a todo ello, en el día de ayer y sin notificación oficial en un intento por fustigar aún más las caldeadas relaciones entre ambos países, con sola una llamada telefónica y sin explicaciones, el vice ministerio para asuntos latinoamericanos y del Caribe de la República Bolivariana de Venezuela, le dio un plazo de 72 horas a la delegación diplomática paraguaya para que abandone el país.

Es lógico, no se trata de ideologías ni de modelos sino de dólares americanos que Hugo Chávez por medio de su omnipresente y sempiterna petrochequera de PDVSA venía desembolsando desde la llegada de Lugo al poder como “contraprestación” al compromiso de éste último de lograr el voto faltante de Paraguay para que Venezuela sea miembro pleno del MERCOSUR; compromiso que el ex obispo no pudo cumplir y cuya “inversión” Chávez no está dispuesto a perder.

Así es que para lograr el voto de Paraguay, por medio del BANDES se abrieron tantas líneas de créditos para diferentes proyectos como dé lugar la imaginación. Entre estos el llamado Contrato de financiamiento para el Desarrollo del Sector Privado firmado entre el Fondo Autónomo de Cooperación Internacional (FACI) –administrado por BANDES- y la República del Paraguay por un monto de 10 millones de dólares (10.000.000); el Convenio entre el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (BANDES) y el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores para otorgar una asistencia económica no reembolsable a la República del Paraguay, suscrito 13-10-2008, para asistir a la población afectada por la situación de sequía que afectó la región del Chaco; otorgada a través del MPPRE mediante la Embajada en Asunción con cargo al Fondo Autónomo de Cooperación Internacional (FACI), por un monto de un millón de Dólares Americanos (USD 1.000.000,00), la implementación de Sistemas de Provisión de Aguas: Plantas desalinizadoras por un monto de USD 551.997 y el reacondicionamiento del Centro de Salud de Teniente Irala por un monto de USD 428.003.

En tanto que en relación a la energía y petróleo se firmaron entro otros, un contrato con una inversión estimada de USD 500 millones entre PDVSA y PETROPAR para la Construcción de una reserva estratégica de 75 mil metros cúbicos y la ampliación de la refinería Villa Elisa como parte de un acuerdo entre PDVSA y PETROPAR para la formación de una empresa mixta para el desarrollo de actividades aguas abajo.

Entre las deudas que Paraguay mantiene con el estado venezolano se cuentan la deuda vencida de los años 2008 y 2009 cuyo monto total adeudado es de US$ 269,5MM más los ajustes por intereses de mora y corto plazo por US$ 4.3MM correspondiente a cargamentos desde septiembre 2008 hasta febrero 2009, de los cuales se financiarán a largo plazo bajo el AEC US$ 59.2MM, quedando pendiente por refinanciar a corto plazo US$ 214.6MM, bajo el siguiente esquema:

US$ 162MM: pagadero a 3 años (amortizaciones trimestrales iguales) con un año de gracia, intereses a tasa LIBOR trimestral +2 puntos porcentuales. Las partes buscaran alternativas financieras para el pago, como bonos públicos venezolanos que permitan disminuciones substanciales en las erogaciones netas para el pago por parte de PETROPAR.

US$ 52.6MM: pagadero a 2 años (amortizaciones trimestrales iguales), intereses a tasa LIBOR trimestral +2 puntos porcentuales.

Y para que se tenga una idea en comparación sobre las intenciones del gobierno bolivariano hacia el pueblo paraguayo, solo basta ver un comparativo de inversiones del año 2009 en donde se puede apreciar cual es el objetivo estratégico del gobierno de Hugo Chávez:

Para entonces el Suministro de Combustible era de 5,3 mil barriles diarios por un valor de 244.885 millones de dólares, en tanto que lo destinado a “Proyectos Sociales” (Reparación de Escuelas) para la misma fecha (Diciembre de 2009), fue de tan solo 64.500 dólares.

Mientras la escalada entre Venezuela y Paraguay seguirá in crescendo, Chávez apuesta a la desestabilización del gobierno de Federico Franco mediante el apoyo económico a bandas armadas vinculadas a las FARC que operan activamente en Paraguay, en tanto orquesta una campaña internacional de deslegitimación y desprestigio de Franco en vistas a que este u otro futuro candidato vinculado a su partido o de cualquier otro que no sea el mismísimo Lugo, puedan llegar a tener chances de lograr hacerse con el poder en el próximo 2013. Paraguay, según Chávez debe pagar el precio de no ser obsecuente y su legítimo derecho al ejercicio de la soberanía debe ser castigado.

Fuente: Análisis 24

(Total: 41 - Today: 1 )

Discussion

No comments for “Paraguay: Frente a los peligros continentales de una nueva “Triple Alianza” bolivariana – Análisis 24”

Post a comment

Connect to HACER.ORG

FB Group

RECOMMENDED BOOKS

Support HACER today!

HACER is a tax-exempt organization under Section 501 (c)(3) of the Internal Revenue Code, our supporters will find their donations to be tax-deductible. Donate online now!