// you’re reading...

Paraguay

Paraguay: El caso Grütter – por Hugo N. Vera Ojeda

El grupo de  “supermercadistas” en Paraguay, ha hecho algo que a muchos le resulta chocante y de hecho lo es. Ha exigido a los proveedores que no vendan a la firma Grütter que estaba vendiendo a un precio por debajo del margen establecido por su trust. (Grupo) y estos obedecieron.

A primera vista, esto parecería un oligopolio como de hecho lo sostienen muchos, pero no lo es. Estos, así como los monopolios, únicamente se dan por un acto de gobierno, ya sea una ley que prohíba otros oferentes, a través de subsidios, franquicias o reglamentos especiales, que dan un carácter de privilegio a una o varias empresas.

El caso que nos ocupa no tiene tal condición, no existe ninguna ley que le otorgue tal privilegio a los supermercados. La formación de un trust que por cierto fue injustamente ilegalizado en EE.UU por el Acta Sherman, jamás puede tener la fuerza que hoy tienen en el país, si existiera una economía libre.

La creencia, que por cierto no cuenta con respaldo empírico, es que en una economía libre, las empresas se pueden poner de acuerdo, para que nadie pueda tener un precio que no lo decida el grupo. Esto sencillamente es imposible porque ¿qué más que una ley no haría posible que aparezcan nuevas empresas, que vendan por debajo del precio fijado por el trust? Siempre existiría la oportunidad para nuevos oferentes, por más que quienes entren, se vayan poniendo de acuerdo con los otros.

En el caso del ejemplo Grütter, los proveedores tienen todo el derecho de no venderle a este, más aun si se verían perjudicados con relación a otro mercado mucho más grande como los trust. Es preciso reconocer, que el hecho, es una especie de tiranía. Solo que esta actitud, no tiene cabida en una economía libre.

El espacio vacío dejado por las proveedoras, rápidamente seria cubierto, si no existiese alguna traba. Es decir, por la dinámica propia del comercio, cualquier comerciante aprovecharía la ocasión, ofreciendo los productos a Grütter.

Otro típico caso mencionado, es el de los combustibles, que de hecho hoy se venden en forma oligopólica en el sentido literal. Pero si no existiese trabas para traer combustible más barato, cualquiera hubiera aprovechado el alto precio de estos en el mercado local y lo importaría. El problema es que tal situación es considerada contrabando o tiene excesiva burocracia, es decir existe una ley que lo impide.

En el país, ciertamente no estamos en una economía libre, que permita ipso facto, constituir rápidamente y sin burocracias, una nueva importadora que asegure las provisiones que quiera a la firma.

Sin embargo, de todas formas podrían aparecer otros oferentes que aprovechen la situación o quizás no, pero lo que sería un grave error, es recurrir a una ley en socorro. Precisamente, la solución planteada por algunos, es la creación de una ley que no permita los trust. Estos, son considerados como un peligro, pues según la creencia, aparecerían grupos dominantes de todo el mercado.

Pero el temor es más que infundado y crear una ley contra un fantasma, es más que perjudicial. Es cierto, solo puede existir grupos dominante en los países de economía mixta, en donde el estado tiene fuerte injerencia o constituye un gran obstáculo, pero una nueva ley en esa situación, solo empeoraría todo.

El acta Sherman, dio como resultado, terrible fallos, como uno en contra de ALCOA (proveedora de aluminio en EE.UU.) que fue condenada por ser demasiado exitosa. El juez de la causa, Learned Hand, se expresaba increíblemente en los siguientes términos.

…“Insiste (ALCOA) en que no excluyó a los competidores; pero no podemos pensar ninguna exclusión más efectiva que la de aceptar cada oportunidad a medida que se abrían y afrontar cada nueva solicitud con nueva capacidad ya preparada dentro de una gran organización, con la ventaja de la experiencia, las conexiones y el personal de elite”

En síntesis, una empresa eficiente estaba siendo castigada por acaparar el mercado.

La gran confusión que la gente tiene, es que creen dañino que un grupo acapare el mercado. Lo seria en caso de que no se permitiera legalmente la aparición de otros competidores, pero el hecho de ser muy buenos, implica otra realidad.

Si no existe prohibición para nuevos oferentes, la situación de dominio se da por razones de calidad y precio. No existe privilegio, al contrario, dicha situación implica un gran esfuerzo realizado por el oferente, pues se requiere habilidad productiva, juicio comercial infalible, mejora continua del producto y la técnica entre otros factores que lo lleven a liderar el mercado.

Concluyendo, es importante señalar, que la empresa que logra retener por un largo periodo de tiempo la clientela, sin contar con privilegios legales, merece reconocimiento antes que condena, como se pretende con la supuesta ley anti monopólica.

* Hugo Vera Ojeda es director ejecutivo de la Fundacion Libertad del Paraguay.

Fuente: La Nacion (Paraguay)

Share

Discussion

One comment for “Paraguay: El caso Grütter – por Hugo N. Vera Ojeda”

  1. […] PARAGUAY El caso Grütter […]

    Posted by Fausta’s Blog » Blog Archive » Fidel’s busts’ Carnival of Latin America and the Caribbean | April 19, 2010, 10:41 am

Post a comment

Connect to HACER.ORG

RECOMMENDED BOOKS

Twitter Counter

Support HACER today!

HACER is a tax-exempt organization under Section 501 (c)(3) of the Internal Revenue Code, our supporters will find their donations to be tax-deductible. Donate online now!