// you’re reading...

Ecuador

#Ecuador Pablo Arosemena: “Es un mito que salvar la dolarización requiera aplicar aranceles”

Compartir esta publicación:

El economista Pablo Arosemena-Marriott, Presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, explica en Contacto Directo que es un mito que salvar la dolarización requiera aplicar aranceles. De hecho su aplicación trae aparejada la pérdida de empleos, la pérdida de competitividad y productividad para el Ecuador.

Entrevistado por Alfredo Pinoargote, en su programa Contacto Directo para la cadena televisiva Ecuavisa, el Presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil explicó importantes conceptos para el futuro económico de su país: “Los comerciantes sentimos que sin el peso de más aranceles, el comercio pudiera crear decenas de miles de empleos de calidad”.

“Hicimos un estudio donde demostramos de forma técnica que las salvaguardias tuvieron un impacto negativo tanto en la producción como en el empleo. Se perdieron U$S 1.450 millones de dólares en producción y más de 270.000 empleos directos. Por eso nosotros decimos que hay que hacer las cosas distintas” explicó.

“El comercio es la principal actividad generadora de empleos directos en Ecuador” aseguró el economista, aclarando que para que esto ocurra es importante que el gobierno se comprometa a no subir aranceles durante el tiempo que le queda en el poder.

La salida de dólares se origina en el sector público, a través de un déficit fiscal que se repite todos los años, explicó Arosemena y al respecto agregó que consecuentemente: “No es necesario poner aranceles para salvar la dolarización. Eso es un mito, un unicornio”.

“Las importaciones son inversiones productivas que contribuyen a la generación de empleo” dijo y amplió explicando que: “Las importaciones fortalecen el poder de compra de la gente. Al poner aranceles, lo único que se logra es taladrarle el bolsillo a la gente, logrando que su plata se le derrita y que le alcance para menos cosas”.

No quedan muchas partidas a las que pueda subirse los aranceles explicó: “Hoy en día en Ecuador sólo quedan 45 subpartidas de consumo que no tienen el arancel máximo. Se pretende entonces subir aranceles a ciertas materias primas. Esto terminará encareciendo los productos y esto lo pagará la gente”.

“El gobierno no esta haciendo el sacrificio que demanda del sector privado” explicó Arosemena, y mostró estadísticas que demuestran que el gobierno plantea reducir U$S 4.000 millones de dólares del gasto en 4 años, mientras que los ciudadanos deberán hacer frente a U$S 5.614 millones de dólares en sobreprecios en el mismo período de tiempo.

Por otra parte explicó: “Si se frenan las importaciones, se afectan las exportaciones y el Ecuador pierde productividad y competitividad. Se le va a encarecer la vida a la gente”.

“Con la tranquilidad mental de que no se subirán aranceles, nosotros los comerciantes planteamos arrimar el hombro y garantizar que se crearán decenas de miles de empleos” propuso Arosemena y agregó: “Dichos aranceles son contraproducentes y además innecesarios para mantener la dolarización”.

“En Ecuador el 80% de los insumos para producir son importados. Encarecerlos no es el camino correcto” dijo el economista.

En el final de esta importante entrevista Arosemena concluyó: “El gobierno debe dejar de creer en animales mitológicos, ese unicornio de pensar que la dolarización se salva con restricción. Porque la dolarización se salva con convicción y eso implica reglas claras y no subir los aranceles”.

Fuente: HACER

Vea la entrevista completa aqui:

Pablo Arosemena-Marriott en Contacto Directo: Oposición a los aranceles de importación from Pedro Pablo on Vimeo.

(Total: 47 - Today: 1 )

Discussion

No comments for “#Ecuador Pablo Arosemena: “Es un mito que salvar la dolarización requiera aplicar aranceles””

Post a comment

Connect to HACER.ORG

FB Group

RECOMMENDED BOOKS

Support HACER today!

HACER is a tax-exempt organization under Section 501 (c)(3) of the Internal Revenue Code, our supporters will find their donations to be tax-deductible. Donate online now!