// you’re reading...

Argentina

Argentina: Saqueos, orden espontáneo y decadencia – por María José Romano Boscarino

Compartir esta publicación:

sancortuc2Impotencia, tristeza, bronca, indignación, hartazgo, angustia, abandono, así podría describirse la sensación de muchos argentinos ante los hechos de vandalismo que tuvieron que soportar por parte de grupos de delincuentes inescrupulosos e inmorales que aprovecharon la situación caótica que se vivía en cada provincia sin la presencia de efectivos policiales que custodiaran las calles.

El acuartelamiento de la policía en Córdoba solicitando mejoras salariales y la concesión del beneficio por parte del gobierno provincial desató el contagio y generó una situación de caos en muchas provincias como la de Tucumán. Allí, particularmente, el impacto se fue acrecentando a medida que pasaba el tiempo y la negociación entre policías y gobierno no concluía. Mientras tanto, ciertos sectores de la población comenzaban a movilizarse y a aprovechar la situación de inseguridad que se vivía. Saquearon supermercados, comercios de todo tipo, viviendas, robaron, destruyeron y fueron por más.  A su vez, el resto de la gente comenzó a organizarse por su cuenta para defender sus pertenencias. Se armaron con lo que encontraron y, en conjunto, idearon formas de evitar que los delincuentes se acercaran o que se animaran a actuar en su contra.

La sociedad damnificada finalmente terminó por suplir a un Estado ausente cuya función principal y esencial es la de proteger la vida y los derechos de propiedad de los ciudadanos. Cuando finalmente los policías aceptaron la propuesta del gobernador y quisieron salir a las calles a cumplir sus funciones, ya era demasiado tarde. Los ciudadanos repudiaron su aparición e incluso los enfrentaron indignados y por ello, algunos fueron reprimidos. Es decir, la policía apunto sus armas hacia quienes sufrieron las consecuencias de su propia irresponsabilidad, hacia quienes no fueron más que víctimas de los saqueos. Paradojas de nuestra querida Argentina. Y tuvo que llegar gendarmería para apaciguar el avance de la policía. Más paradojas.

Situaciones como esta nuestro país ya vivió, simplemente se trata de retroceder periódicamente para volver a la decadencia que pareciéramos extrañar. Albert Einstein solía decir: “Lo más absurdo del ser humano es querer que una cosa cambie y seguir haciendo lo mismo”. Los argentinos sufrimos con las consecuencias de los gobiernos que elegimos y sin embargo continuamos votando lo mismo. No aprendemos de nuestros errores y por eso los regímenes populistas que prometen justicia social y estado de bienestar como medios salvadores de nuestra nación, continúan en el poder. Sin embargo, ¿qué hemos visto hasta ahora sino más que decadencia moral y social, dependencia extrema de un estado clientelar, crisis educativa, incitación a la división y al enfrentamiento, corrupción sin tapujos…? Esto es lo que desencadena finalmente hechos violentos y completamente repudiables como los que vivimos hoy en día.

Más aún, la negación de la realidad, la incapacidad de asumir culpas, el intento de tapar el sol con un dedo, se han vuelto características inherentes a nuestra clase política que no se hace cargo y por ende no resuelve los problemas de fondo que se requieren para progresar y así, gradualmente, recomponer la civilización. Y los que pagan siempre son los mismos. Los que trabajan, los que producen, los que se esfuerzan, los que son saqueados continuamente por el Estado en nombre del bienestar común (que incluye en teoría también seguridad) pero que luego no son retribuidos por ello, convirtiéndose en víctimas de la violación a sus derechos por parte de individuos que son producto de lo que ese mismo Estado genera.

Hasta cuándo Argentina? Hasta cuándo Tucumán?

* María José Romano Boscarino es representante de la Fundación Federalismo y Libertad de Tucumán.

Fuente: HACER

(Total: 97 - Today: 1 )

Discussion

No comments for “Argentina: Saqueos, orden espontáneo y decadencia – por María José Romano Boscarino”

Post a comment

Connect to HACER.ORG

FB Group

RECOMMENDED BOOKS

Support HACER today!

HACER is a tax-exempt organization under Section 501 (c)(3) of the Internal Revenue Code, our supporters will find their donations to be tax-deductible. Donate online now!