// you’re reading...

Brazil

Brasil: Valério implica a Lula Da Silva en escándalo de mensualidades pagadas por el PT a miembros del congreso – Revista Veja

Frente a la posibilidad de terminar sus días en la cárcel, el empresario y publicista Marcos Valério ha comenzado a revelar los secretos mejor guardados del caso de corrupción política más grande de la historia del Brasil. Entre ellos, el hecho de que el ex presidente Lula Da Silva conocía muy bien toda esta operación armada en el seno de su gobierno.

De los 37 acusados en el caso de las mensualidades pagadas ilegalmente por el Partido de los Trabajadores (PT) a miembros del congreso del Brasil, el empresario Marcos Valerio es el único que no tiene dudas acerca de su destino. La semana pasada, el publicista fue declarado culpable de lavado de dinero, un delito al que le corresponde una pena mínima de tres años en prisión. A esto se le sumarían sanciones por los delitos de cohecho y malversación de fondos, evasión de impuestos y conspiración, es decir que a Valério le terminará correspondiendo una sentencia que supera los 100 años de cárcel. Computando todos los atenuantes que normalmente considera el derecho penal brasileño, es altamente probable que el empresario termine sus días a la sombra.

Responsable de la ingeniería financiera que permitió al PT montar el sistema de corrupción más grande de la historia del Brasil, Valerio se enfrenta a un dilema. En los últimos días, confió a personas de su entorno distintos detalles del pacto que firmó con el partido. Contó que con el objetivo de proteger a los peces gordos, asumió toda la responsabilidad por crímenes que no cometió y mantuvo en secreto información incriminatoria las veces que jugó el rol de “testigo predilecto” del poder. A cambio de su silencio, le garantizaron en primer lugar, total impunidad. Luego, cuando ya todo el plan quedó expuesto ante la Fiscalía General de la Nación, le prometieron penas reducidas. Valério afirma que guarda secretos tan importantes acerca de este enorme escándalo de corrupción que ya no podrá continuar ocultándolos. A sabiendas de que las promesas de ayuda por parte de los poderosos involucrados ya no se cumplirán, teme que puedan intentar tomar medidas drásticas contra él a manera de venganza.

Este rompecabezas, dilucidado en base a las revelaciones de familiares, amigos y socios del empresario, constituye el tema de portada de esta semana de la Revista Veja que reabre así el interrogante inevitable acerca de la participación del ex presidente Lula Da Silva en el escándalo de las mensualidades pagadas por el PT a congresistas del Brasil. “Lula era el jefe” ha declarado Valério en repetidas oportunidades y con gran amargura, especialmente ahora que acaba de ser condenado por el Tribunal Supremo. Dicho informe consta de cinco capítulos – y el primero de ellos se puede leer a continuación:

“El caso del PT fue de 350 millones de reales”

La investigación de la fiscalía dice que las mensualidades eran financiadas con 55 millones de reales prestados a Marcos Valerio por los bancos Rural y BMG, que se sumaban a otros 74 millones desviados del fondo Visanet abastecido con dinero público y controlado por el Banco do Brasil. De acuerdo con el empresario dicho monto esta mal calculado. Nos explica que la caja real de las mensualidades era el triple de lo descubierto por la policía y denunciado por la fiscalía. Valerio estima que toda la operación manejaba unos 350 millones de reales (es decir unos 175 millones de dólares). “El SMP&B encontró tan sólo 55 millones, pero la operación completa era mucho más grande. La caja del PT contaba con unos 350 millones de reales, incluyendo dinero de empresas que no tenían nada que ver con SMP&B o con el DNA” explica el empresario. Dicha caja paralela se abastecía de dinero vinculado a operaciones de distinto tipo, tales como préstamos ficticios recibidos de distintas empresas para pagar a los aliados políticos del PT. Estas donaciones directas se realizaban a cambio de la obtención de favores del gobierno. “Muchas empresas contribuían bajo la apariencia de préstamos, otras no”. El garante de todas estas transacciones, procesadas por órdenes de Valério, era el mismísimo presidente de la República.

Lula participaba personalmente en la colecta de dinero para alimentar todo este engranaje clandestino, cuyos aportantes tenían intereses en el gobierno federal. Todo esto se realizaba sin realizar registros contables formales y sin dejar rastros. Marcos Valério explica que “los empresarios se reunían con el presidente, entregaban sus contribuciones y luego se guardaba el dinero en una bóveda secreta del PT”. El control de dichas contribuciones estaba en manos del  entonces tesorero del partido, Delúbio Soares, también procesado judicialmente y cuya causa se abrirá en los próximos días, acusado de cometer los delitos de conspiración y soborno. El papel de Delúbio consistía en ayudar en el manejo de los fondos recibidos y definir además los nombres de los políticos que recibían los pagos determinados por la dirección del PT con el aval de José Dirceu, ex ministro de la Casa Civil, también acusado en el caso, e identificado como cabeza de toda la operación. “Dirceu era el brazo derecho de Lula, es decir, el que daba las órdenes” explica el empresario. Valerio explica que gracias a su proximidad con los miembros de la cúpula del PT, en los años 2003 y 2004, tuvo acceso a la contabilidad real de todo el sistema. Nos explica que todos los ingresos y egresos de dinero eran cuidadosamente registrados en un libro celosamente guardado por Delúbio. Según su testimonio, el resto del dinero tuvo un destino similar a los 55 millones de reales obtenidos a través de préstamos fraudulentos recibidos a través de la DNA y la SMP&B. Fueron utilizados para pagar a miembros del partido y a sus aliados políticos. Los valores estimados por Valerio muestran el manejo de un monto de dinero sin precedentes en la historia política del Brasil. El empresario estima un monto diez veces mayor a la recaudación que la campaña de Lula declaró en las elecciones presidenciales de 2002.

Fuente: Revista Veja (Brasil)

Share

Discussion

One comment for “Brasil: Valério implica a Lula Da Silva en escándalo de mensualidades pagadas por el PT a miembros del congreso – Revista Veja”

  1. [...] embargo, este sábado, la influyente revista Veja publicó que uno de los condenados, el publicista Marcos Valerio Fernandes (cuyo grupo publicitario pagaba a [...]

    Posted by HACER Latin American News | Brasil: Lula: Con L de Lumbre en los aparejos – por Víctor Hugo Becerra | October 20, 2012, 3:31 am

Post a comment

Connect to HACER.ORG

Freedom Fest 2014 July 9-12:

RECOMMENDED BOOKS

Twitter Counter

Support HACER today!

HACER is a tax-exempt organization under Section 501 (c)(3) of the Internal Revenue Code, our supporters will find their donations to be tax-deductible. Donate online now!